I Encuentro Formativo de Rescate en Accidentes de Tráfico

I Encuentro Formativo de Rescate en Accidentes de Tráfico

El Palacio de la Merced, Córdoba, ha sido el punto de encuentro para celebrar el Primer Encuentro Formativo de Rescate en accidentes de Tráfico en el que SIPE Baby Rescuer ha estado presente gracias a la invitación del Equipo de Rescate del Consorcio de Córdoba.

Este encuentro, celebrado el 15 y 16 de mayo, organizado por el Consorcio Provincial de Bomberos de Córdoba, impulsado por ERAT (Equipos de Rescates en Accidentes de Tráfico) y ARTE (Asociación de Rescate en Tráfico y Emergencias) ha contado con una asistencia de más de un centenar de bomberos y primeros intervinientes de todo el país.

SIPE Baby Rescuer ha participado realizando una formación teórico-práctica en el que los asistentes han podido realizar de primera mano la maniobra de inmovilización y extracción pediátrica con el dispositivo SIPE.  La ponencia, enmarcada en las formaciones de Asistencia Sanitaria se ha complementado con las formaciones sobre Intervenciones Psicológicas y Coordinación de Servicios realizadas; ofreciendo una formación integral que ha permitido un aprendizaje necesario para el día a día de los servicios de rescate.

Han sido dos días muy intensos que nos han permitido presentar por primera vez el sistema de forma práctica con primeros intervinientes que nunca habían utilizado el SIPE.

El dispositivo SIPE utilizado nos ha permitido demostrar la utilidad del mismo y darnos un empuje para seguir desarrollando este dispositivo, los materiales y las formaciones para llegar a nuestro objetivo final: facilitar la inmovilización y extracción de pacientes pediátricos en caso de accidente de una forma segura garantizando una correcta inmovilización y posterior traslado al centro médico, evitando posibles lesiones secundarias derivadas del proceso.

I Encuentro formativo de Rescate en Accidentes de Tráfico

Image 1 De 12

Además, se ha cerrado el encuentro con un Campeonato Interno de rescate por equipos de bomberos en el que el ambiente lúdico-competitivo ha estado presente y ha permitido disfrutar al resto de asistentes de las maniobras realizadas por los compañeros participantes.

¡Han sido unas jornadas de aprendizaje, participación y pasión por la profesión que esperamos repetir!